Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ C√≥mo se alimentan los fantasmas

Cómo se alimentan los fantasmas

Ciertos afirmar√°n nada, que no precisan materia para subsistir. Otros afirmar√°n que aromas, tal como comentan que pasa en los altares en el mes de noviembre: los fallecidos vienen y comen el perfume de las ofrendas.

La ecuatoriana M√≥nica Ojeda (Guayaquil, 1988) solamente precisa incorporarse a una generaci√≥n o movimiento literario circunstancial. Con menos de 35 a√Īos, tiene una obra de singulares aspectos, cuyas caracter√≠sticas mucho m√°s atractivas son el secreto de la rama, la b√ļsqueda de una explicaci√≥n al horror y un erotismo que brota en sitios y ocasiones inesperadas.

Ojeda transporta un buen tiempo haciendo un trabajo en estos ejes, y las maniobras para ubicarla al lado de otros autores de suspenso revelan las peculiaridades de un mercado literario listo, que no esconde su sed de localizar coincidencias forzadas en vez de festejar talentos √ļnicos. Aun de esta forma, la sensibilidad de Ojeda es una se√Īal de identidad de esta √©poca, ya que exhibe el terror que se respira en las tecnolog√≠as digitales, la inevitabilidad del desarrollo, el rigor de las instituciones y la la mayoria de las veces inefable compa√Ī√≠a de la ansiedad y otras bestias malignas que en tantas ocasiones habitan en nuestras cabezas. . Justo ah√≠, sobre estos ejes que nutren tanto a Lovecraft como a Lacan, su literatura toma coherencia y forma, y ‚Äč‚Äčes aspirante a perdurar. En esta singularidad que resulta de la escritura de vivencias colectivas en sus expresiones, surge una √©tica de la escritura cuyo deber mucho m√°s vehemente es la recreaci√≥n de las inquietudes particulares y, en la mitad de ello, la estrella de la amistad, que se teje como un orden de peque√Īa resistencia a la sordidez y lo mundano. La amistad pasa en el cari√Īo filial o en la tensi√≥n sexual, semeja decir Ojeda, cuyos individuos entran en acuerdos cari√Īosos en los que la cercan√≠a a la alteridad se da radicalmente o sencillamente no existe, y donde los cuerpos y las experiencias se comprometen hasta el desenlace. llevar la verdad al√©n de de qu√© manera la describen los elementos. La amistad conspira en un campo que se remonta a la tierra, y es la llave profesora para habitar y transcribir el Secreto.

Animales solitarios

Fotografía: Getty Images

No hay mucha información sobre su accionar. Quizás el mayor secreto reside en su reproducción, puesto que son animales solitarios. En la mayoría de los casos, se nutren de insectos originarios del país donde están. Se les vió cazando en la área del agua o en espacios libres.

Reproducción del tiburón espectro

En lo que se refiere a la reproducci√≥n, este g√©nero de tibur√≥n se reproduce de manera ov√≠para. Esto es, se reproduce mediante huevos. Su reproducci√≥n empieza en el momento en que consigue una √©poca y una etapa de madurez adulta. En la mayor√≠a de los casos, esta etapa llega en el momento en que sobrepasan los 55 cent√≠metros de longitud. No se conocen totalmente todos y cada uno de los datos de su reproducci√≥n, en tanto que este animal jam√°s fu√© absolutamente estudiado. Lo que se conoce es pues sucedi√≥ que estos animales fueron descubiertos en medio de una c√≥pula y es lo √ļnico que se conoce.

Feeding Hungry Ghosts: Sejiki Ceremony

As√≠ sea que nuestros espectros est√©n socios con personas reales o se manifiesten como mal, reactividad, √≥bices, inhibiciones o temores, todav√≠a no est√°n preparados para dejarnos Da igual cuanto queremos que desaparezcan, prosiguen mostr√°ndose. Con poco o ning√ļn efecto, examinamos sus or√≠genes, estamos trabajando en ant√≠dotos para sus travesuras, procuramos consejo y pensamos bastante.

Un altar Seijiki con ofrendas a espectros hambrientos, cerca de una puerta abierta

La sugerencia

Y no hablamos solo a la sugerencia que el haber visto una pel√≠cula infantil sobre espectros o haber le√≠do un cuento (que asimismo) puede producir en un ni√Īo peque√Īo, sino m√°s bien asimismo a la sugerencia social y cultural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *