Saltar al contenido

Qu茅 dice Efesios 5 25

Efesios 5:25 芦Maridos, amad a vuestras mujeres, como Cristo am贸 a la iglesia y se entreg贸 a s铆 mismo por ella禄 Blue Ink Look Wedding Bible Verses 11 x 11 Impresi贸n de acuarela sin marco 14 pulgadas Obsequio de amor cat贸lico.

ROMA, VIERNES, 24 DE AGOSTO 2012 (ZENIT.org).- Nuestra columna 鈥淓n la escuela de S茫o Paulo鈥︹ proporciona comentario y app para el XXI Domingo del Tiempo Ordinario.

*****

4- El trabajo

El trabajo ha de ser la cuarta compromiso tras Dios, tu c贸nyuge y tambi茅n hijos. En G茅nesis 1:1:15, observamos que Dios fue el primer obrero, puesto en compromiso en la creaci贸n de todo el mundo. El prop贸sito de Dios para los humanos, quienes son el pin谩culo de Su creaci贸n, fue trabajar en el Ed茅n para cultivar la tierra (G茅nesis 2:15) y dirigir el jard铆n como buenos maestresalas. En el Nuevo Testamento, observamos que Jes煤s mismo trabaj贸 como carpintero y despu茅s en el ministerio del evangelio. El trabajo da al humano un sentimiento de alegr铆a, satisfacci贸n, dignidad y respeto. El cat贸lico tiene la obligaci贸n de trabajar y proveer para las pretensiones de su familia.

La palabra de Dios tiene relaci贸n a trabajar de forma positiva y exhorta al pueblo de Dios a trabajar leal, francamente, provechosamente y con miras a agradar a Dios. Se alaba la diligencia, al paso que la ociosidad lleva a la culpa. La Biblia condena la pereza.

Amor sin reservas

Paul regresa en este punto a su tema original de la relaci贸n entre marido y mujer (anot贸 芦En todo caso禄) y da un concepto final. Esta vez, no obstante, se dirige primero a los maridos (芦Quiere cada uno de ellos a su mujer como a ti禄), realizando su llamamiento con 茅nfasis personal (芦Todos nosotros禄). Un enfoque tan fuerte en el tema destaca que Pablo espera que cada marido (y mujer) adopte en lo personal estos est谩ndares que tienen piedad. En esencia, Pablo est谩 aseverando que completamente absolutamente nadie est谩 exento de almacenar aplicadamente estos mandamientos. La exhortaci贸n al marido de querer a su mujer como a s铆 mismo es af铆n a las exhortaciones precedentes de Pablo (Efesios 5:25, 28). El cargo para las mujeres, no obstante, es un tanto diferente. Al paso que antes se exhortaba a las esposas a someterse a sus maridos, aqu铆 se les exhorta a respetarlos (芦que la mujer respete a su marido禄). El verbo traducido 芦respetar禄 (phobeomai) de manera frecuente en nuestro idioma ser铆a 芦miedo禄 en el Nuevo Testamento. La idea en este contexto no es el terror, sino m谩s bien el temor sostenido por la situaci贸n de autoridad dada por Dios al marido. Recuerde asimismo que no hay condiciones adjuntas a estos comandos. Un marido debe querer a su mujer sin importar un m铆nimo si ella se somete de forma voluntaria a su liderazgo. Adem谩s de esto, la mujer debe someterse y respetar a su marido, as铆 sea que 茅l la ame o no como Cristo am贸 a la iglesia.

Este producto es una adaptaci贸n del libro ESV Expository Commentary: Ephesians-Philemon (Volumen 11) editado por Iain M. Duguid, James M. Hamilton Jr. y Jay Sklar.

Amor sin reservas

Paul regresa en este punto a su tema original de la relaci贸n entre marido y mujer (se帽alado por el 鈥淓n todo caso鈥) y da una entendimiento final. Esta vez, no obstante, se dirige primero a los maridos (芦Quiere cada uno de ellos a tu mujer como a ti禄), realizando su llamamiento con 茅nfasis personal (芦Cada uno禄). Un enfoque tan fuerte en el tema destaca que Pablo espera que cada marido (y mujer) adopte en lo personal estos est谩ndares que tienen piedad. En esencia, Pablo est谩 aseverando que completamente absolutamente nadie est谩 exento de almacenar aplicadamente estos mandamientos. La exhortaci贸n al marido de querer a su mujer como a s铆 mismo es af铆n a las exhortaciones precedentes de Pablo (Efesios 5:25, 28). El cargo para las mujeres, no obstante, es un tanto diferente. Al tiempo que antes se exhortaba a las esposas a someterse a sus maridos, aqu铆 se les exhorta a respetarlos (芦que la mujer respete a su marido禄). El verbo traducido 芦respetar禄 (phobeomai) con frecuencia en nuestro idioma ser铆a 芦miedo禄 en el Nuevo Testamento. La idea en este contexto no es el terror, sino m谩s bien el temor sostenido por la situaci贸n de autoridad dada por Dios al marido. Recuerde asimismo que no hay condiciones adjuntas a estos comandos. Un marido debe querer a su mujer sin importar un m铆nimo si ella se somete de forma voluntaria a su liderazgo. Adem谩s de esto, la mujer debe someterse y respetar a su marido, as铆 sea que 茅l la ame o no como Cristo am贸 a la iglesia.

Este producto es una adaptaci贸n del libro ESV Expository Commentary: Ephesians-Philemon (Volumen 11) editado por Iain M. Duguid, James M. Hamilton Jr. y Jay Sklar.

Amor sacrificial

Tras organizar a las esposas que se sometan a sus maridos, Pablo dirige su atenci贸n a los maridos y les ordena que amen a sus esposas. Apoyado en otros contenidos escritos viejos, es algo inesperado que Pablo exhorte a los esposos a querer a sus esposas en vez de gobernarlas o dominarlas. En la literatura jud铆a no b铆blica, pocas veces se exhortaba a los esposos a querer a sus esposas, y el verbo 芦querer禄 (agapao) jam谩s se us贸 en los c贸digos familiares grecorromanos con relaci贸n a los deberes de los esposos. Aqu铆 el orden es proseguir a Cristo por el sendero del amor. Visto que esta exhortaci贸n se repita quiere decir que es esencial (Ef 5,28.33; cf. Col 3,19).

La manera en que los esposos tienen que querer a sus esposas se equipara con la manera en que 芦Cristo am贸 a la iglesia禄 (Ef 5:25). El cari帽o de Cristo por su novia (la iglesia) se transforma en la regla por la que los esposos tienen que querer a sus esposas. Particularmente, el cari帽o de Cristo se revela mucho m谩s precisamente en de qu茅 forma 茅l 芦se entreg贸 a s铆 mismo por ella禄. Su amor fue autoiniciado y desinteresado. El paralelo, no obstante, no debe presionarse. Un marido ha de ser como Cristo en su amor desinteresado, pero no muere en su sitio, no la santifica ni la purifica. No obstante, ha de estar presto a sacrificarlo todo para resguardar y cuidar de su mujer.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *