Saltar al contenido
InicioQu茅 es el fantasma en psicoan谩lisis

Qu茅 es el fantasma en psicoan谩lisis

La fantas铆a es una composici贸n persistente, es una contestaci贸n del sujeto y como contestaci贸n hay algo de la condici贸n del sujeto. Es por este motivo que Lacan mantiene que ?no hay ejemplo de espectro que, adecuadamente atacado, no reaccione repitiendo su forma espectral? (LACAN, 1958/9, p. 433).

*Anunciado en la gaceta Elecciones Econ贸micas n潞 79.

2 terremotos, el sanitario y el econ贸mico, sacuden al planeta de una manera sin precedentes. Y varios sentimos temor o angustia frente a una situaci贸n que tenemos la posibilidad de organizar de cat谩strofe por carecer de contestaci贸n bastante. Hay un temor operacional que nos l煤cida en el buen sentido. Es una afecci贸n frente a la percepci贸n de un riesgo de afuera que nos puede perjudicar. Su funci贸n es asistirnos a ganar visi贸n sobre la situaci贸n para achicar al l铆mite la exposici贸n al riesgo. Tiene un prop贸sito exacto: la supervivencia. Nos transporta, en un caso as铆, a lavarnos las manos, sostener la distancia de seguridad, no salir de casa, etc茅tera. No obstante, aparte de este temor con una funci贸n precisa, cada sujeto interpreta la amenaza de manera diferente. El sentimiento de incredulidad y tambi茅n indecisi贸n que aparece frente a un hecho poco afortunado tiende a ser poco llevadero para el hablante. En alg煤n momento lo cubre de concepto. Cada uno de ellos llena este 鈥渘o entender qu茅 va a pasar鈥 con los temas fantasm谩ticos con los que cada uno de ellos responde a la inexistencia del Otro. Con este hecho, se puede observar de qu茅 manera varios sujetos adquirieron conocimiento salvajemente sobre esa inexistencia del Otro, y va a ser el espectro de cada uno de ellos el que va a venir a colonizar el orificio. Podr铆a ser el temor a la desaparici贸n (propia, la de un individuo cercano). O pobreza. O que tus nudos con el resto se deshagan. O aloquecer, etc茅tera. En todo caso, y por el momento, pocos tienen la posibilidad de olvidar que las caras son solo caras. Termina de empezar un trabajo de desaf铆o para cada uno de ellos y esto semeja menoscabar la aptitud de concentraci贸n que se requiere para generar.

Transcripci贸n

El deseo, desde su origen, act煤a en el intervalo, en esa brecha que divide la articulaci贸n de la palabra. En frente de la presencia primitiva del deseo del Otro, opaco, obscuro, el sujeto est谩 sin elementos, est谩 indefenso.

La presencia primitiva del deseo del Otro es el fundamento de lo que el an谩lisis posiciona como 鈥渆xperiencia traum谩tica鈥. En el Seminario 鈥淓l deseo y su interpretaci贸n鈥, de 1958-59, Lacan afirma: 鈥淓l sujeto se protege de su desamparo y, por ese medio que le proporciona la experiencia imaginaria de la relaci贸n con el otro, edifica algo que, opuestamente a la experiencia del esp茅culo, es maleable con el otro鈥.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *