Saltar al contenido

Qué moraleja deja el Príncipe Feliz

La lección ética de «El príncipe feliz» de Oscar Wilde es que los peores puntos de la sociedad actualizada se tienen la posibilidad de sobrepasar con amor y caridad, que tienen la aptitud única de juntar a los hombres y hacerlos terminados.

El príncipe feliz Obra corto de Oscar Wilde

Novedosa obra teatral infantil, en esta ocasión adaptación de un cuento de Oscar Wilde. Esta obra trata el tema de la humildad, contribuir a el resto y como con una aceptable obra se puede contribuir a bastante gente!

Descargas

  • Ebook (PDF) – Descarga y también imprime

Escucha el cuento del príncipe feliz

En este momento puedes percibir la historia del príncipe feliz contada por medio de este reproductor de podcasts, o asimismo puedes escucharla de forma directa AQUÍ, en el canal de podcasts Tucuenctofavorito.com.

Con este cuento, ‘El príncipe feliz’, trabajarás:

Había una vez una escultura extraordinaria

En el centro de una enorme localidad. Era la escultura del Príncipe Feliz, hermosa, llevada a cabo de oro fino y piedras hermosas. Todos y cada uno de los pobladores de la región la admiraban y envidiaban, “cuando menos alguien es feliz”, afirmaban los vecinos.

Antes de transformarse en escultura, el Príncipe Feliz vivía, ni más ni menos, que en el Palacio del Abandono. Allí bailó y jugó con sus compañeros. Jamás supo lo que había tras los muros del palacio hasta el momento en que murió y se transformó en una escultura. Desde la altura donde se encontraba en este momento, no podía huír de la pobreza donde vivían varias personas en la localidad.

¿De qué manera era la localidad de Príncipe Feliz?

Era dorado y cubierto de pan de oro fino; sus ojos eran 2 zafiros refulgentes, y la empuñadura de su espada relucía como un colosal rubí púrpura. La luz del oro y las piedras hermosas logró que la multitud del pueblo admirara al Príncipe Feliz mucho más que cualquier otra cosa.

La localidad: Que se hunde en la caída y sus pobladores sufren apetito y pobreza. El príncipe feliz le solicita a la golondrina que lo asista a devolverle la alegría a la multitud. Egipto: era el sitio donde emigraría la golondrina con su rebaño, pero al quedarse atrás decidió acompañar a la escultura.

3 comentarios en «Qué moraleja deja el Príncipe Feliz»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *