Saltar al contenido

Qué parte del cuerpo humano se puede comer

Qu√© alimentos son ventajosos para cada √≥rgano de tu cuerpo La zanahoria y los ojos: Si cortamos una zanahoria en el medio vamos a encontrar una enorme similitud con el ojo humano. El aguacate y el √ļtero. Apio y huesos. La nuez y el cerebro. El tomate y el coraz√≥n. El jengibre y el est√≥mago. Hongos y orejas.

En pr√≥ximos productos me agradar√≠a dar mi grano de arena para reportar sobre el metabolismo energ√©tico y los conceptos de nutrici√≥n. Creo en la necesidad de charlar de estos temas pues entendiendo los conceptos b√°sicos (y contrastados) tenemos la posibilidad de enfrentar mejor la ingente proporci√≥n de novedades sobre nutrici√≥n, dietas prodigiosas y art√≠culos pr√°cticamente m√°gicos que invaden la sociedad de la cual formamos parte. Por favor, me encantar√≠a que este sea un lugar al aire libre donde no vacilen en corregir, discutir o preguntarme sobre alguno de estos temas. Un saludo a todos y cada uno de los que le√©is este blog de manera frecuente u ocasional. Merced a todos. ¬ŅCu√°les son las fuentes de energ√≠a del cuerpo? Solo hay 3 fuentes de energ√≠a en la dieta: Hidratos de carbono, Grasas y Prote√≠nas. Los hidratos de carbono son la primordial fuente de energ√≠a del cuerpo. Generan unas 4 Kcal/g, y el organismo las quema de forma f√°cil, con lo que tiende a ser la primera fuente de energ√≠a usada por el organismo. Est√°n presentes en mayor o menor medida en cereales, verduras, frutas, arroz, l√°cteos, az√ļcares,… No todos y cada uno de los hidratos de carbono son iguales y se distinguen eminentemente en que est√°n formados eminentemente por glucosa, fructosa, almid√≥n o galactosa, lo que, por su parte, el tiempo, hace distintas velocidades de asimilaci√≥n (ver articulo sobre √ćndice Gluc√©mico), lo que hace preferibles los hidratos de carbono, en dependencia del instante del d√≠a y de la actividad a efectuar. Los hidratos de carbono se guardan con apariencia de GLUC√ďGENO en los m√ļsculos y el h√≠gado y este gluc√≥geno va a ser el primordial responsable del desempe√Īo a lo largo del entrenamiento. Ya que es imposible guardar bastante gluc√≥geno, el resto de las calor√≠as consumidas como hidratos de carbono se transformar√°n en grasa. La grasa es primordial en la dieta, en tanto que es primordial en varias funcionalidades de nuestro cuerpo y en la protecci√≥n de la membrana celular. A nivel energ√©tico genera unas 9 kcal/g, mucho m√°s del doble de lo que generan los hidratos de carbono, pero son bien dif√≠ciles de abrasar, esto es, consumen bastante ox√≠geno, con lo que nuestro cuerpo tender√° a prescindir de ellos a lo largo del entrenamiento, singularmente en magnitudes altas, por el hecho de que reducir√≠a nuestro desempe√Īo. El instante del d√≠a en el que mucho m√°s grasa consume nuestro cuerpo es mientras que dormimos, con lo que siempre y en todo momento se aconseja eludir las cenas muy cargadas de hidratos de carbono (singularmente glucosa), puesto que en caso contrario el organismo se ver√≠a obligado a guardar grasa. ingerirlo De la misma los hidratos de carbono, s√≥lo algunas de las grasas son iguales y ciertas son mucho m√°s buenas para el cuerpo que otras. Se dividen primordialmente en sobresaturadas, monoinsaturadas y poliinsaturadas, y decir que la mayor√≠a de una dieta saludable debe proceder de las grasas poliinsaturadas presentes en los frutos secos, el aceite de oliva, el pescado azul,… Una grasa a eludir y en especial da√Īina son las grasas deshidrogenadas o TRANS grasas presentes eminentemente en alimentos procesados ‚Äč‚Äč(singularmente boller√≠a). Para su simple reconocimiento, debemos eludir toda clase de masas que se logren estirar (croissants industriales, por servirnos de un ejemplo). Las prote√≠nas son poqu√≠simo, o pr√°cticamente nada, usadas por nuestro cuerpo en el desarrollo de producci√≥n de energ√≠a. Generan 4 kcal/g (igual que los hidratos de carbono), pero el organismo solo las emplea como energ√≠a a lo largo de periodos de ayuno prolongado, o en el momento en que efect√ļa un esfuerzo muy prolongado. Su funci√≥n primordial y fundamental es la construcci√≥n ahora ocasiones son conocidos como ¬ęladrillos¬Ľ de nuestro cuerpo. La prote√≠na est√° formada por varios amino√°cidos, que paralelamente se dividen en fundamentales y no fundamentales. Los amino√°cidos fundamentales son esos que nuestro cuerpo no es con la capacidad de generar y por consiguiente han de ser ingeridos a lo largo de la nutrici√≥n. Los no fundamentales, en cambio, son esos que nuestro cuerpo puede sintetizar. Para hallar que todos y cada uno de los amino√°cidos probables entren en nuestro cuerpo, debemos cambiar bastante la fuente de prote√≠nas, en tanto que no todos y cada uno de los alimentos poseen exactamente los mismos amino√°cidos. Los amino√°cidos est√°n presentes en la carne, el pescado, la leche, las visibles de huevo, las verduras,… Las prote√≠nas plus que ingerimos en la dieta se tienen la posibilidad de guardar con apariencia de grasa, pero es un desarrollo muy caro para el cuerpo humano, con lo que pr√°cticamente todas las la prote√≠na plus ingerida es excretada por el cuerpo. El inconveniente de la excreci√≥n de prote√≠nas es que hay que descomponerlas, y este desarrollo eleva los escenarios de creatinina y √°cido √ļrico, da√Īando primordialmente los ri√Īones y todo el organismo por norma general. Es primordial saber este mecanismo, por el hecho de que pr√°cticamente todas los reg√≠menes que se dan al aire libre (dieta Atkins, Dukan) se fundamentan en este t√©rmino, esto es, te dan para comer mucha prote√≠na (carne, pescado,.. ..) y te eliminan en buena medida, hidratos de carbono medidos (o completamente). La sensaci√≥n por la parte del sujeto es que come bastante, pero la verdad es que la mayor√≠a de los alimentos que ingiere son excretados por el organismo, con lo que el desarrollo de adelgazamiento se da pues debe abrasar la grasa amontonada para conseguir energ√≠a. Este desarrollo puede escucharse fant√°stico, pero est√° subiendo el nivel de toxicidad en nuestro ambiente de adentro y desnutrindo nuestros cuerpos. Adem√°s de esto, ya que los hidratos de carbono est√°n pr√°cticamente completamente limitados, el cuerpo tiene apetito de ellos, con lo que en el momento en que los hidratos de carbono vuelven a entrar al cuerpo, almacenaremos todos y cada uno de los probables de nuevo, y como hemos visto antes, esto unicamente se puede realizar con apariencia de gluc√≥geno (peque√Īo proporciones) y con apariencia de grasa, lo que nos va a llevar a ganar nuevamente un peso notable. Esta clase de dietas no son aconsejables en concepto de salud. La cantidad sugerida de prote√≠na cada d√≠a fluct√ļa entre 1 y 2 gramos por kilogramo de peso del cuerpo en un adulto de peso conveniente. La mayor o menor ingesta va a depender de la persona. En atletas la ingesta sugerida es mayor. Si la mayor√≠a de tu ingesta de prote√≠nas procede de la carne, habr√≠a de ser un tanto menos. En todo caso, es esencial apuntar que si un individuo tiene un sobrepeso importante, el c√°lculo de la prote√≠na precisa debe hacerse descartando la proporci√≥n de grasa que sobrepasa su peso del cuerpo. Asimismo es esencial repartir el consumo de prote√≠nas en todo el d√≠a, puesto que el organismo no frecuenta absorber mucho m√°s de 20g de prote√≠nas por comida y el resto se excreta. Se√Īale que la excreci√≥n de prote√≠nas del cuerpo incrementa el agobio en el h√≠gado y los ri√Īones. Miguel A. Rodr√≠guez Lorenzo

Cambio Clim√°tico

Hay poca prueba de la dieta de los primeros hom√≠nidos (los que vivieron hace 6 o 7 millones de a√Īos), pero probablemente comiesen frutas , se hallaron semillas, cortezas, flores, tub√©rculos, ciertos insectos y algo de carne; algo muy af√≠n a la dieta de los chimpanc√©s de el d√≠a de hoy. Pero algo sucedi√≥ hace unos 2,5 millones de a√Īos: nuestros ancestros ‚Äč‚Äčcomenzaron a comer mucho m√°s carne.

Se teorizó que este cambio en la dieta se debió a un cambio en el tiempo. En torno a este tiempo, la Tierra se volvió mucho más cálida y seca, lo que habría hecho que las plantas de las que dependían para alimentarse fuesen mucho más pocas. Los bosques que generaban frutos rebosantes se encogían al tiempo que las praderas prosperaban; y con los pastos llegaron los animales de pastoreo.

El desayuno, una comida indispensable

Pero si bien parezca que el cuerpo marcha con normalidad, saltarse el desayuno es por el hecho de que no deseas llegar tarde al trabajo o al instituto, o por el hecho de que no deseas no tener apetito tiene secuelas, singularmente para los peque√Īos en edad escolar. No comer deja al cerebro sin glucosa y las funcionalidades cognitivas como la memorizaci√≥n se van a ver perjudicadas.

¬ęDesayunar se ha asociado con un mejor estudio y un mejor desempe√Īo escolar en los peque√Īos. Por otra parte, saltarse el desayuno perjudica de manera negativa la aptitud de resoluci√≥n de inconvenientes, la memoria en un corto plazo y la atenci√≥n‚ÄĚ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *