Saltar al contenido
Inicio » Quién invadió a la India

Quién invadió a la India

Alejandro Magno, el conquistador de la India.

El imperio portugués estableció el primer establecimiento comercial europeo en la India a inicios del siglo XVI y, un siglo después, dominó su costa oeste. En 1661, Portugal, que en ese instante se encontraba en enfrentamiento persistente con España en la llamada «guerra de restauración portuguesa», solicitó asiste para Inglaterra. Esto condujo al matrimonio de la princesa Catalina de Portugal con Carlos II de Inglaterra, quien solicitó una «dote» para múltiples islas y territorios al sur de Mumbai (en frente de la costa oeste central de la India), al paso que los portugueses consiguieron sostener el conjunto de naciones. mucho más al norte. Hasta entonces, Inglaterra, tras su victoria en frente de la «Armada Insuperable» de españa, comenzaba la etapa de dominación marítima inglesa. Entonces, a objetivos del siglo XVI, el gobierno inglés se dispuso a llegar a las Indias Orientales (asimismo al Oeste) por mar. Este fue el comienzo de la presencia inglesa en la India. Como primer paso, Inglaterra impuso a Portugal la apertura comercial de sus pertenencias en la India, concluyendo con su hasta el momento monopolio comercial en la región (“en este momento mandamos nosotros”)… y adiós a Portugal de la vecindad.

Los primeros contactos ingleses con la India se generaron a fines del siglo XVI. La fundación de la Compañía de las Indias Orientales a inicios de siglo, sus descalabros comerciales iniciales y su reorganización y relanzamiento en 1708 sentaron las bases para la colonización inglesa en la India y el poderoso Imperio Británico. En el momento en que los mercaderes ingleses llegaron a la India, se encontraba dominada por el Imperio Maratha (Confederación Maratha), una organización política establecida por el príncipe Shivaji, cuyo gobierno logró debilitar la hegemonía mongola.

El Tíbet y el Dalai Lama

Desde 1951, en el momento en que la República Habitual anexó el Tíbet, Novedosa Delhi vió a China como una potencial amenaza militar. En 1959, después de los altercados antichinos de Lhasa y su despiadado opresión, el Dalai Lama, líder del budismo tibetano, cruzó caminando el Himalaya hasta la India acompañado de unos 80.000 tibetanos.

Tenzin Gyatso, el decimocuarto Dalai Lama, fue proclamado jefe del gobierno en el exilio en el mes de noviembre de 1959 en Dharamsala, donde radica desde ese momento. Modi hizo públicas sus diálogos con él, pese a la molestia que le causa a Pekín cualquier contacto oficial de gobernantes extranjeros con el Dalai Lama, más allá de que en el tercer mes del año de 2011 renunció a todos y cada uno de los cargos políticos en el gobierno tibetano en el exilio, para mantenerse como un “fácil monje budista”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *