Saltar al contenido

C贸mo sanar a pap谩 y mam谩

Sanar la relaci贸n con la madre y el padre supone asumir una situaci贸n adulta. Ser capaces de cuestionar todo cuanto no nos atrae de ellos sin rechazarlos completamente. Al tiempo, poder darle las gracias todo cuanto nos alimenta sin idealizarlos.

Es primordial tener una aceptable relaci贸n con la madre, puesto que esto hace m谩s fuerte los nudos cari帽osos y optimizaci贸n la salud sensible de la familia. El primer punto que hay que comprender para sanar la relaci贸n madre-hijo es que ser madre no es labor simple y no hay que evaluar a la r谩pida si se han equivocado.

Para progresar su relaci贸n, le ofrecemos las pr贸ximas sugerencias.

La seguridad que proviene del padre

Una peque帽a espera tener una relaci贸n con su padre fundamentada en la seguridad. Frente a las adversidades que le muestra la vida al medrar, necesita de una figura s贸lida, que la apoye y est茅 a su lado en los instantes bien dif铆ciles. Necesita un padre h茅roe que est茅 ah铆 para asistirla a solucionar las ocasiones que la confunden. Tan simple como ofrecer la mano en el momento en que tienes temor. Tal acompa帽amiento le va a dar seguridad en s铆.

De igual forma, una relaci贸n sana con el padre dejar谩 que la peque帽a se sienta querida y esto la va a hacer mucho m谩s importante. No precisar谩s buscar tu valor en un hombre que te apruebe. Si una mujer est谩 habituada a que su padre la trate bien y no deba ser id贸nea para ser querida, eso es lo que aguardar谩 del resto, singularmente de los hombres, su autovaloraci贸n se va a ver robustecida.

Como ment茅 previamente con los progenitores, jam谩s vamos a poder tener una relaci贸n balanceada por el hecho de que ellos nos brindaron la vida y sencillamente y sin pensarlo bastante, o sea algo que es imposible devolver.

La manera m谩s 贸ptima de 鈥減remiar鈥 a nuestros progenitores es mir谩ndolos, entreg谩ndonos y proyect谩ndonos hacia adelante, aportando a la vida as铆 sea teniendo nuestros hijos, proyectos o entreg谩ndonos absolutamente a la vida.

Creaci贸n cari帽osa y respetuosa

En este momento que conocemos la relaci贸n entre nuestras lesiones y la creaci贸n, es hora de pensar sobre nosotros. Con茅ctate con tu ni帽o interior a fin de que te oriente sobre de qu茅 forma vincularte con tus hijos y al reves. Sanar a tu ni帽o interior mientras que cr铆as a tus hijos es mucho m谩s simple pues como comentamos al comienzo, son un puente de conexi贸n.

  • D茅j脿 vu

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *