Saltar al contenido

C贸mo se escap贸 Elisabeth Fritzl

Seg煤n su relato, Elisabeth se escap贸 para sumarse a una red social religiosa. Pero eso no sonaba muy cre铆ble, conforme pasaba el tiempo, todos en la familia parec铆an persuadidos. Solo Josef sab铆a la temible verdad: 茅l mismo hab铆a construido una habitaci贸n herm茅tica de 60 pies cuadrados bajo la vivienda.

Elisabeth Fritzl no vacil贸 en contribuir a su padre con una labor mucho m谩s

En el momento en que ten铆a que ver con contribuir a la familia en el hogar, Elisabeth Fritzl era como muchas otras j贸venes. De forma frecuente la llamaban para contribuir a su padre con uno de sus 煤ltimos proyectos, con lo que no lo pens贸 un par de veces antes de bajar al s贸tano. All铆, Josef Fritzl procuraba cuadrar una puerta en su marco para finiquitar la novedosa bodega donde hab铆a estado haciendo un trabajo a lo largo de tanto tiempo.

Pero ese fat铆dico d铆a, el 28 de agosto de 1984, la vida de Elisabeth estuvo a puntito de cambiar para toda la vida. Mientras que asist铆a a su padre a colgar la puerta, crey贸 que ser铆a la 煤ltima vez que ver铆a ese polvoriento s贸tano. No fue hasta el momento en que Josef empuj贸 a su hija al s贸tano y se dio la vuelta para irse que Elisabeth se percat贸 de que su planeta continuar铆a en la obscuridad.

Elisabeth Fritzl vive en Austria en una vivienda 鈥渇ortaleza鈥 con sus 6 hijos y 鈥渉all贸 el cari帽o鈥 con su guardaespaldas

Reproducir VideoVideo relacionado con elisabeth fritzl: raptada a lo largo de 24 a帽os en un s贸tano por su padre. 驴d贸nde andas hoy en d铆a?2021-03-01T17:50:35-05:00

Tras hu铆r del cautiverio, Elisabeth Fritzl se reuni贸 con sus tres hijos que fueron criados por sus progenitores en el piso superior seg煤n The Guardian. Han recibido acompa帽amiento de un centro siqui谩trico local y vivieron en una vivienda prove铆da para ellos. Todos se mudaron a una 芦fortaleza禄 en una rec贸ndita localidad austriaca, seg煤n The Mirror. 鈥淐on su puerta de acero, c谩maras de v铆deo, port贸n operado por circuito cerrado de televisi贸n y 谩rboles que resguardan las ventanas, la familia trata de volver como estaba del horror de las c谩rceles. Esta casa no posee s贸tano鈥, comunicaba el jornal en 2009.

Josef Fritzl trabajaba en su plan que consist铆a en tener a su hija de 24 a帽os en el s贸tano

Entre los mucho m谩s siniestros cosas en el nuevo arresto de Elisabeth Fritzl es que el plan hab铆a estado en construcci贸n a lo largo de varios a帽os. Todo empez贸 en la d茅cada de 1970, en el momento en que solicit贸 permiso para trabajar en el s贸tano y recibi贸 la autorizaci贸n oficial de los causantes de estas tareas en la localidad.

Rear Window (

Rear Window, o Ventana posterior, se encuentra dentro de las piezas maestras de Alfred Hitchcock. Lleg贸 a ser ic贸nica para el s茅ptimo arte no fue un concepto completamente original de 鈥嬧媏l profesor del suspenso. Por una parte, la trama se apoya en el cuento It Had to Be Murder, de 1942, de Cornell Woolrich, pero la verdad intervino en la creaci贸n de esta historia.

En En su 茅pica entrevista con Fran莽ois Truffaut, Hitchcock descubri贸 que fueron 2 homicidos los que desencadenaron la trama de esta pel铆cula, uno en 1910 y otro en 1924, lo que llam贸 la atenci贸n del directivo y lo anim贸 a hacer algunas unas partes de la pel铆cula. Esta ser铆a la 煤nica. Pel铆cula de Hitchcock que se inspir贸 en la verdad, en tanto que todo se帽ala que Psycho, su obra mucho m谩s conocida y probablemente el primer slasher de la historia, se habr铆a apoyado en los cr铆menes realizados por sa Stre Ed Gein en Wisconsin.

En este momento en directo C陋 alas sin puertas

Desde que, tras 24 a帽os, Elisabeth subi贸 a la 谩rea y ha podido ver nuevamente la luz del sol, sospecho que m谩s que nada deb铆a sostener unida a su familia. Los primeros meses vivieron todos juntos en el hospital de Amstetten, atendidos por un equipo multidisciplinar para regresar a amoldarse a la vida.

O para conocerla enserio, por el hecho de que Kerstin, Stefan y Felix jam谩s hab铆an salido del zulo. Stefan y Felix se comunicaban con sonidos guturales como gru帽idos de animales. Stefan se encontraba encorvado pues de esta manera se habitu贸 al Zulo, que med铆a 1,70 m; y F茅lix prefer铆a gatear a caminar. Todos ten铆an graves deficiencias alimenticias, si bien a Elisabeth le preocupaba que aprendiesen a leer y redactar.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *