Saltar al contenido

Qu茅 beneficios tiene la raza Cyborg

Los cyborgs son (somos) leales exponentes del avance tecnol贸gico, que decidieron integrar gadgets que les dejen prosperar ciertos mecanismos anat贸micos, sobrepasar faltas e inclusive conferirles otras funcionalidades que les diferencien del tipo medio de habitante.

El t茅rmino cyborg es un t茅rmino que fu茅 abordado en distintas 谩reas del conocimiento y di贸 sitio a inacabables y interesados debates sobre los presuntos provecho o perjuicios que la tecnolog铆a ha provocado en nuestro cuerpo. El t茅rmino ha fluctuado convulsivamente entre la utop铆a y la distop铆a, entre la verdad y la ficci贸n, pero desde sus or铆genes siempre y en todo momento estuvo muy relacionado a la investigaci贸n cient铆fica, a la iniciativa de avance y evoluci贸n del humano. No obstante, lo que nos importa aqu铆 es el salto al chato teor茅tico que ofrece Donna Haraway en su Manifiesto por el cyborg (1995, p. 251), transformando a esta figura en un factor de an谩lisis popular y pol铆tico, ahora fuera de los est谩ndares cient铆ficos y las tecnolog铆as comunes. . en el que se encontraba matriculado.

Es esencial aclarar que los que leen no hallar谩n aqu铆 la visi贸n art铆stica de ninguna promesa tecnol贸gica que apunte a la optimizaci贸n de la clase humana, algo que fu茅 extensamente trabajado con el cyberpunk y muchas otras pr谩cticas art铆sticas de los a帽os 90 No vas a encontrar en estas l铆neas ninguna alusi贸n al cuerpo como un organismo anticuado que debe ser amplificado por la tecnolog铆a como Stelarc anticip贸 hace m煤ltiples d茅cadas. Mi planteo concreta esta figura m铆tica de la d茅cada de 1990 como el principio del fin de un antropocentrismo que ha guiado nuestra cultura desde hace tiempo, posicion谩ndome en pos de una variedad posthumana que privilegia una dial茅ctica diferente entre identidad y alteridad. Para esto conectar茅 al cyborg con lo salvaje, figura ardiente descrita y analizada por Roger Bartra (2004) que nos dejar谩 realizar un paseo visual por las diferentes representaciones del humano durante la historia y situar al cyborg como resultado l贸gica. en la civilizaci贸n occidental.

Las otras Venus

A lo largo del Paleol铆tico Superior, han comenzado a manifestarse en Europa figuras femeninas talladas en piedra blanda, hueso, marfil, terracota y probablemente madera (si bien estas no han subsistido al paso del tiempo). ). La mayor parte de estas esculturas ten铆an en com煤n visto que eran figuras femeninas obesas, con enormes pechos, frecuentemente sin brazos ni piernas. De tal modo que parec铆an representar la imagen misma de la fertilidad y la abundancia, de un inmenso vientre bien alimentado que daba vida y que no requiere manos para defenderse ni alimentarse ni pies para escapar de los predadores o buscar alimento. En una temporada previo al surgimiento de la agricultura, era muy improbable conseguir humanos que comiesen mucho m谩s de lo fundamental, con lo que engordar parec铆a una utop铆a o un estado de semidiosismo. La mucho m谩s conocida de estas figurillas es la conocida Venus de Willendorf, que se identifica por tener una cabeza con apariencia de ar谩ndano. Una interpretaci贸n reciente de esta parte paleol铆tica ofrece que la sepa de rostro no hay que a la incapacidad del artesano primitivo o a un tab煤 que prohib铆a la reproducci贸n de aspectos faciales, sino m谩s bien a que la 芦Venus禄 ten铆a la cara cubierto por un intrincado sombrero o tocado de paja y nuestro pelo. Este estilo denotar铆a que aun esta madre indispensable, antes de la escritura, el arte y el t茅rmino de identidad, ten铆a intranquilidades est茅ticas y cosm茅ticas. Lo que confirmar铆a que desde la Edad de Piedra, la gente han invertido elementos, sacrificios y tambi茅n ideas para editar el aspecto de sus cuerpos seg煤n sus deseos, id贸neas y opiniones.

Las Venus prehist贸ricas son, por consiguiente, representaciones idealizadas de la figura femenina, arquetipos que sirvieron para influir y dar forma el aspecto, el accionar y la condici贸n de la mujer m谩s adelante. Naturalmente, estas figurillas por 煤ltimo fueron sustituidas por diosas, santurrones, 铆dolos del cine, estrellas del pop, celebridades, individuos de ficci贸n y el cyborg ocasional.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *