Saltar al contenido

Qué cualidades tiene un villano

7 características en el trabajo que debemos estudiar de Venom y los villanos Creen en sí mismos. Prosiguen sus instintos. Siempre y en todo momento están en incesante avance. Aprende a decir no. No detallan temor. Opínan en un largo plazo. Están en compromiso.

Villano, del latín “villanus” significa verdaderamente “habitante de un pueblo” y hoy en día tiene relación a alguien que se comporta de forma despiadado, maliciosa, por norma general delictiva o por lo menos éticamente reprobable. El término empezó a usarse en la Edad Media para calificar a quienes habitaban en pequeños pueblos, llamados villas, y que no eran siervos de la tierra, por consiguiente no estaban vinculados a la tierra que trabajaban, pero no tenían títulos nobiliarios, ni eran eran vasallos bajo su mando, pero formaban la porción menos conocida de la población, que rendía homenaje a su señor y para todos los que predominaba el prejuicio de no respetar algunos códigos de honor, actuales entre los privilegiados.

En cuentos, cómics, series, juegos para videoconsolas y películas, los villanos son la antítesis de los héroes, esto es, individuos que representan el mal, fuerzan a los héroes trabajadores y afables a efectuar hazañas y hazañas con amplia y extensa demostración de valor y valentía. para lograr combatir contra ellos. Los villanos se representan comúnmente con caras ridículas y enojadas, ropa obscura y pensamientos siniestros. Hoy en día, hay una inclinación a recrear la concepción clásico del villano para humanizarlo, teniendo habitualmente unas peculiaridades físicas muy interesantes y asimismo para salvar algún lado positivo de su personalidad. Por poner un ejemplo, en la película «Maléfica» Angelina Jolie representa a una hechicera maligna que representa a la hechicera maligna del cuento clásico «La hermosa yacente» que tiene cuernos y alas (que le fueron quitadas) y un corazón duro de villano, que entonces, durante la historia, deja entrever que es amable y está herido.

Diferencia entre un villano y un antihéroe

Según el diccionario, un villano es alguien «vil, impropio o inapropiado» (RAE, 2022). Entonces, a fin de que tu villano se destaque precisamente del resto de los individuos, tienes que entregarle estos tres atributos.

Suena simple, pero hacer un villano creíble no es tan fácil por el hecho de que si un personaje es groseramente maligno, impropio o impropio, los que leen lo rechazarán a él ahora tu libro con él.

Lo que importa es el enfrentamiento

Quizás entre los elementos mucho más esenciales que conforman una novela es el enfrentamiento.

Por una parte, el enfrentamiento es el motor de la acción: mientras que dure el enfrentamiento, la acción se desarrollará, pero en el momento en que el enfrentamiento concluya, la acción acabará. Por otra parte, el enfrentamiento está de forma directa relacionado con el personaje: el enfrentamiento es pues perjudica al personaje principal según las características que tiene (las que le diste); Como pasa en la vida real, una misma situación no interfiere a todas y cada una la gente del mismo modo, lo que para unos es fuente de enfrentamiento para otros, solo puede lograr que se encojan de hombros. Es por esta doble condición, que perjudica al personaje y que es el germen de la acción, que importa el enfrentamiento.

Halla una causa.

Al lector le agrada que el villano tenga una causa por la que pelear, y por este motivo está presto a apoyarlo y respaldarlo.

La figura del antihéroe

El enemigo intenta algo sin importar un mínimo las secuelas de sus actos.

La figura del antihéroe se emplea en la literatura para determinar a un personaje que tiene características antagónicas a las del héroe usual. El antihéroe de forma frecuente se identifica por ser retraído, enclenque o solitario y semeja no estar listo para combatir algunos retos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *