Saltar al contenido

Dónde hay una estatua de una sirena

La Sirenita (en danés Den lille havfrue) es una estatua de sirena de bronce encontrada en la localidad de Copenhague.

Por Otto Vargas M, directivo de Digitus CR

La historia empezó como un rumor; El productor audiovisual Mauricio Mora, de Sin Escala Producciones, movió cielo y tierra hasta ofrecer con Fernando Mora Jiménez, el hombre que afirma haberse encontrado con una sirena hace 64 años.

Es vandalizada muy de manera frecuente

diez. No se conoce por qué razón tanto odio hacia la escultura, en tanto que se le hicieron múltiples actos de vandalismo, como pintarla, cortarle la cabeza , e inclusive fue separada de la roca donde descansa

11. El peor acto de vandalismo que padeció la escultura fue en el momento en que fue lanzada al mar, donde entonces fue encontrada.

La Sirenita de Copenhague ha viajado a Shanghai

Como lees. La Sirenita de Copenhague viajó a Shanghai en el tercer mes del año de 2010 para representar a Dinamarca en el pabellón de la Expo. Era la primera oportunidad que la Sirenita salía del puerto de Copenhague. La estatua se quedó en Shanghái los seis meses que duró la Expo y una vez terminada la llevaron de vuelta a Copenhague. En su sepa, pusieron un display en la roca donde se retransmitía directamente La Sirenita en Shanghái.

De esta manera es, la Sirenita de Copenhague tiene su alter ego masculino en Elsinore (Helsingør en danés). Aquí puede conocer el popular Castillo de Kronborg, donde está ambientada la obra Hamlet de William Shakespeare. Y, como es natural, busca a Han, la estatua de acero inoxidable de un hombre sobre una roca viendo al mar. Fue desarrollado por los escultores Ingar Dragset y Michael Elmgreen para no dejar indiferente a absolutamente nadie por el hecho de que… ¡Han parpadea una vez por hora! Lo consiguieron merced a un sistema hidráulico que les deja realizar este movimiento con los ojos.

Un hombre jura que la vio escapar del mar. Y después un amigo de el deseó que esa imagen quedara para toda la vida.

En un rincón entre Parrita y Pochotal, viendo el Pacífico infinito. Allí, observando la inmensidad, vive una sirena. Allí, observándola para toda la vida, está el hombre que la entregó al mar: el escultor Abilio Valverde. 2 figuras escondes en Esterillos Oeste.

El profesor Valverde es un hombre simpático, lleno de oraciones alegres. Su crónica y la de aquella mítica dama fueron contadas entre risas, una exquisita brisa marina y el chapoteo del mar contra la playa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *