Saltar al contenido

Cu√°l es el verdadero nombre de Dios

EL NOMBRE DE DIOS. Para el nombre de Dios hay m√ļltiples expresiones en hebreo: entre las m√°s habituales es ?Elohim?, traducida como ‘Dios’; otro es ?Adonai?, traducido como ‘Se√Īor’; pero el nombre asignado a Dios como su nombre particular o su nombre, tiene estas 4 letras en hebreo: ?YHWH?.

Visite asimismo nuestra Sección, Sobre Dios Visite nuestra Sección, Cuestiones

El aut√©ntico nombre de Dios es YHVH, las 4 letras que conforman Su Nombre y que podemos encontrar en √Čxodo 3:14. No obstante, no hay una pronunciaci√≥n adecuada para el nombre de Dios pues se ha perdido en el tiempo y pues estas 4 letras est√°n formadas por consonantes, sin vocales. En consecuencia, no tenemos la posibilidad de decir con seguridad cu√°l es el ¬ęverdadero¬Ľ nombre de Dios. No obstante, √Čxodo 3:13-14 registra:

¬ŅEl aut√©ntico nombre de Dios es Yaveh o Jehov√°?

El tema debe ver con el aut√©ntico nombre de Dios en el Viejo Testamento. Un amigo afirma que ciertas ediciones de la Biblia comentan que √©l es Jehov√°, ciertas dicen Yaveh y ciertas aseguran que lo soy. ¬ŅCu√°l es el aut√©ntico nombre?

Dios emplea m√ļltiples nombres en el Viejo Testamento, buen oyente. Todos y cada uno de los nombres de Dios en el Viejo Testamento tienen su origen en tres nombres que se conocen como los nombres primarios de Dios. Estos nombres son:

El tetragr√°maton sagrado y el nombre de Dios

La palabra Revelaci√≥n nos recuerda el acto por el que Dios en su amor infinito se dio a comprender a los hombres, nos acompa√Ī√≥ con nosotros en nuestra historia y nos charl√≥ del sentido mucho m√°s profundo de su vida y de la nuestra.

En la Sagrada Escritura podemos encontrar un instante particular en el momento en que Dios manda a Mois√©s a charlar a los israelitas y manifestarse con ellos para explicarles su plan para salvarlos de la opresi√≥n. Frente a la duda sobre qui√©n est√° al cargo de esta misi√≥n, Dios revela su nombre diciendo: ¬ęYo soy el que soy¬Ľ (Ex- 3,14). Este nombre fue reconocido con el Tetragr√°maton Sagrado, conformado por 4 consonantes hebreas: YHWH. Pero este nombre se consideraba tan sagrado por manifestar la majestad y divinidad de Dios que se evitaba pronunciarlo. Por esa raz√≥n la pr√°ctica empez√≥ a sustituirlo con un nombre alterno: ¬ęAdonay¬Ľ que significa ¬ęSe√Īor¬Ľ.

¬°De esta forma es! Primero hay que retroceder en el tiempo…

En el pensamiento jud√≠o, el nombre ten√≠a una relevancia primordial en la vida de la gente, en tanto que reflejaba la esencia, naturaleza y misi√≥n de quien lo portaba, con lo que tenemos la posibilidad de l√©ase cu√°ntas ocasiones en el Viejo Testamento en el momento en que el escritor tiene relaci√≥n a un nombre, la mayoria de las veces pone despu√©s que significa ¬ędeterminada cosa¬Ľ…, adem√°s de esto, exactamente el mismo Cristo cambia los nombres de m√ļltiples personas en todo el Nuevo Testamento para ofrecer ellos una misi√≥n. Esta relevancia de los nombres de personas y sitios siempre y en todo momento estuvo en el pensamiento jud√≠o, no obstante, en lo que se refiere a Dios, la cuesti√≥n de Su nombre tuvo un encontronazo muy distinta, puesto que los jud√≠os, tras cierto tiempo, dejaron de pronunciarlo por superstici√≥n y por el respeto.

¬ŅJehov√° o Jahv√©?

Si bien el Viejo Art√≠culo Masor√©tico retiene traje y consistentemente el nombre Jehov√° (o Yehovah), hoy d√≠a comunmente no se considera la manera adecuada, sino el nombre ¬ęYahweh¬Ľ. ‚ÄĚ(o Yahv√©).

Desde la temporada de los masoretas (siglos VII-XI), la pronunciaci√≥n Jehov√° siempre y en todo momento se ha considerado adecuada. El primero en cuestionarlo, con enorme esc√°ndalo, fue el escritor jud√≠o Elias Levita, en su obra Massoret ha-Massoret (1538). El levita fue seguido poco despu√©s por el te√≥logo cat√≥lico de roma Gilbert G√©n√©brard en su Chronologia (1567), quien fue el primero en ofrecer la pronunciaci√≥n ¬ęYahve¬Ľ, bas√°ndose en el testimonio del siglo V de Teodoreto, obispo de Ciro, quien apunt√≥ que los jud√≠os no pronunciaban el nombre en su forma completa, pero que los samaritanos lo pronunciaban ¬ęYahweh¬Ľ y los jud√≠os ¬ęYah¬Ľ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *