Saltar al contenido

Qué es ser un gaucho matrero

1 adj. *listo, *experimentado, *h√°bil o *listo.

Este viernes 6 de diciembre Argentina festeja el Día Nacional del Gaucho, en conmemoración de la publicación del libro El gaucho Martín Fierro, escrito por José Hernández en 1872.

La fecha se oficializ√≥ el 15 de diciembre de 1993 a trav√©s de la Ley n¬ļ 24.303 y, en el campo de esta regla, se redact√≥ el Decreto 1.096/96, que prev√© la creaci√≥n de una Comisi√≥n Nacional Gaucha en el campo del Ministerio de Cultura de la Naci√≥n, el objetivo de efectuar actos y acontecimientos para festejar y dar a conocer la tradici√≥n gaucha.

El Martín Fierro

Hernández publicó el libro en 1872 bajo el título El gaucho Martín Fierro, y tuvo tanto éxito que no tuvo mucho más antídoto que redactar la continuación de la historia. La segunda parte se publicó en 1879 y se llamó La Vuelta de Martín Fierro. Asimismo fue realmente bien recibido por los que leen.

El día de hoy se publican ámbas partes juntas tal y como si fuesen solo una. El primer libro empieza con Martín Fierro recordando de qué manera vivió feliz con su familia hasta el momento en que se vio obligado a alistarse en el ejército. Detesta esta situación y próximamente se subleva y se subleva. A su regreso, revela que su casa fué destruida y su familia se fué. Atormentado, se une a los indios y se transforma en bandido.

Gaucho, huachu, huérfano

Si bien el nombre ¬ęga√ļcho¬Ľ era lo que se atribu√≠a al resultado de la mezcla entre criollos o mestizos de sangre de espa√Īa y tambi√©n indios, la utilizaci√≥n de la palabra era regular se utiliza para designar un m√©todo de vida, si bien asimismo destina un tipo concreto de identidad popular. El t√©rmino procede del vocablo quechua huachu que significa ¬ęhu√©rfano¬Ľ y por este motivo, ampliando su concepto, se us√≥ para ofrecer a estos individuos pampeanos la cualidad inseparable de ¬ęindigentes¬Ľ.

La vida n√≥mada fue la causa y el sentido de la subsistencia del gaucho. Libres vagaron por las llanuras del siglo XVII realizando de cada presa su almuerzo y de cada cielo su techo. El caballo era el medio de transporte y las boleadoras y cuchillos eran sus herramientas de caza. Y como a cada cerdo le llega su San Mart√≠n, toda esa independencia se termin√≥ un d√≠a con la llegada del port√≥n. En el momento en que el sentimiento de propiedad privada llega al campo, el gaucho est√° acorralado; no solo pues por el momento no pod√≠an examinar los territorios a su antojo, sino m√°s bien por el hecho de que deb√≠an someterse al √ļnico medio de subsistencia que se les planteaba: el trabajo empleado. Los mucho m√°s agraciados han comenzado a trabajar como peones, pero varios de estos indomesticables paisanos corrieron peores sitios; Fueron tomados por la fuerza para proteger las fronteras nacionales, para batallar a los indios, frecuentemente en condiciones infrahumanas o miserables. De esto se da cuenta el popular Mart√≠n Fierro, donde cuenta en todo el libro de qu√© forma es desarraigado de su tierra, de su familia y de su situaci√≥n para padecer los estragos de un viaje que no fue escogido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *