Saltar al contenido

Qu茅 significa adivinaci贸n en griego

Del heleno viejo ??????? (manteia, 芦adivinaci贸n禄), derivado de ?????? (mantis, 芦vidente禄), por su parte del verbo ???????? (mainomai, 芦estar ido o fuera de s铆禄), del indoeuropeo *men- (芦meditar禄).

Elisur Arteaga Nava

Los or谩culos abundaban en el planeta viejo. La indecisi贸n de la vida los hac铆a precisos. Ciertos hombres se combaten a lo irreconocible con mucho m谩s solidez en el momento en que tienen alguna noci贸n, por falsa que sea, de lo que les depara el futuro. La adivinaci贸n todav铆a se emplea de distintas formas y m茅todos hoy en dia.

Enlucido y tambi茅n inscripci贸n en la pared del palacio de Babilonia

Asimismo se efectu贸 enlucido de los grabados en la pared del palacio de Babilonia, como observamos en los pasajes del libro de Daniel. Este personaje debi贸 interpretar el mensaje para los d铆as en que Belsasar ejercitaba su poder. Merced a sus servicios gan贸 entre los puestos mucho m谩s esenciales del reino.

Adivinaci贸n en la Biblia

A los hebreos que vienen de Egipto 鈥攖ierra llena de adivinos鈥, viviendo en un pa铆s cubierto de tribus supersticiosas, el zeitgeist y su ambiente intensificar铆an su innato deseo de precognici贸n, pero Dios les prohibi贸 reiteradamente tener algo que ver con cautivadores, magos, adivinos, nigromantes, etc茅tera., todos los que eran abominaciones enfrente de 茅l (Dt 18:diez-11). El ideal se encontraba en el tiempo de Balaam, en el momento en que 鈥渘o hay presagio contra Jacob, ni maleficio contra Israel鈥 (N煤meros 23,23), y para proteger esto, Dios declar贸 que destrozar谩 el alma que se prostituye tras un adivino ( Lev. 20, 6), y el hombre o la mujer en quien hubiese un esp铆ritu divino, ser铆a lapidado (Lev. 20, 27). No obstante, Dios, como afirma san Juan Cris贸stomo, mim贸 a los hebreos como a peque帽os y, para preservarlos de excesivas tentaciones, les concedi贸 suertes bajo determinadas condiciones (Jos. 7,14; N煤m. 26,5; Prov. 16,33). Les dejaba contestar a los videntes hebreos en el momento en que les encantar铆a (Origen, C. Cels., I, XXXVI, XXXVII), los profetas pod铆an ser consultados en temas privados (1 Sam 9,6), y el supremo pontifice pod铆a contestar con mayor cuestiones con el Urim y Tumim. En el momento en que se consultaba a los videntes y profetas, se ofrec铆an dones, pero los enormes profetas jam谩s admitieron recompensa alguna en el momento en que actuaban como representantes de Dios (2 Reyes 5:20). En el momento en que los hebreos cayeron en la idolatr铆a, la adivinaci贸n, que siempre y en todo momento acompa帽贸 a la idolatr铆a, floreci贸 y revivi贸, pero durante su cr贸nica resulta obvio que las artes ilegales se emplearon en misterio y de nuevo mucho m谩s abiertamente, y como resultado las condenas fueron usuales (1 Sam. 15). ,23; 2 Reyes 17,17; Zac. diez,2; Es. 44.25, etc茅tera). Debe tenerse presente que su cr贸nica fue largu铆sima, y en el momento en que meditamos sobre de qu茅 manera otras naciones se entregaron completamente a toda clase de artes imp铆as y observancias insensatas, tenemos que reconocer de manera f谩cil que los hebreos estaban de manera comparativa libres de superstici贸n. En el momento en que estos florecieron mucho m谩s fuerte y de forma permanente, fue a lo largo de la ca铆da de la fe antes y tras el tiempo de Cristo (ver Josefo Ant. Jud., XX, V, I, VIII, 6; Bell. Jud., VI, V, 2). . El Talmud exhibe la inclinaci贸n a la baja.

En las Escrituras, los distintos m茅todos de adivinaci贸n y clases de adivinos no en todos los casos se distinguen precisamente, puesto que las expresiones hebreas se interpretan de forma diferente y, en ocasiones, son solo sin贸nimos. La pr贸xima lista se fundamenta eminentemente en el producto de Lesetre en 鈥淒ict. de la Biblia鈥 de Vigouroux:

La esclava pose铆da por un esp铆ritu de adivinaci贸n

Un caso de muestra b铆blico de un individuo llevando a la pr谩ctica la adivinaci贸n est谩 en el libro de los Hechos. En el momento en que Lucas viajaba con Pablo y Silas en la localidad de Filipos, registra un acercamiento con una hechicera:

芦Mientras que 铆bamos al rinc贸n de oraci贸n, nos sali贸 al acercamiento una esclava que ten铆a un esp铆ritu divino y nos trajo nosotros due帽os, bastante dinero para la adivinaci贸n.

Proseguir leyendo:

De esta manera era Mohenjo-daro, la localidad perdida de Pakist谩n que cobij贸 a 40.000 personas en la prehistoria

Encuentran un viejo santuario cat贸lico en Emiratos 脕rabes Unidos, sepultado hace 1.500 a帽os hace

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *