Saltar al contenido

C贸mo eran los secuestros en la dictadura militar Argentina

Fue la dictadura mucho m谩s sanguinolenta que sufri贸 el pa铆s, donde se cometi贸 un plan sistem谩tico de desapariciones forzadas, que incluy贸 el rapto de unos 500 beb茅s, peque帽as y peque帽os que fueron separados de sus familias y apropiados bajo otra identidad.

Fotograf铆as: T茅lam

No lo sab铆amos. Nos enteramos de a poco. Los familiares de las v铆ctimas fueron los primeros en percatarse. Parad贸jicamente, se reun铆an para denunciar las situaciones de 鈥渄esaparecidos鈥 en una oficina abierta de la Casa Rosada que depend铆a del general Albano Harguindeguy. Mientras que hac铆an los tr谩mites, comentaron las semejanzas de los raptos. Al irse de la oficina, la polic铆a los forz贸 a circular. Entonces, los integrantes de la familia han comenzado a caminar para sostener la charla. De este modo nacieron las rondas de las Mam谩s de Plaza de Mayo.

La Veloz del Norte

La Veloz del Norte es una compa帽铆a de transporte de veh铆culos de usuarios en Brinca que proporciona sendas provinciales, nacionales y tambi茅n de todo el mundo. Entre 1973 y hasta el golpe de 1976, los trabajadores vivieron un desarrollo de conflictividad ascendiente para alzar el piso de los derechos y en queja por los despidos arbitrarios y tambi茅n infundados. La situaci贸n no cambi贸 y desde 1976 por lo menos 22 trabajadores de La Veloz del Norte fueron v铆ctimas de cr铆menes de lesa humanidad a lo largo del terrorismo de Estado, pero ninguno de ellos est谩 desaparecido. Todos fueron detenidos en el mes de enero de 1977, trasladados a una comisar铆a de la ciudad m谩s importante salte帽a y sometidos a tortura. Entonces fueron liberados. La prueba se帽ala que la compa帽铆a manejaba un prominente nivel de informaci贸n sobre las detenciones y que ten铆a compromiso directa: se pon铆an predisposici贸n autom贸viles particulares, autobuses, listas y galpones para efectuar los raptos. Como no hubo personas desaparecidas, hay presentes directos que denuncian la participaci贸n del due帽o, Marcos Lev铆n, y de personal jer谩rquico que presenci贸 el rapto y tortura de los trabajadores.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *