Saltar al contenido

Cu谩nto dur贸 el Plan C贸ndor

El 28 de noviembre de 1975, al firmarse el acta fundacional de C贸ndor, despu茅s de una asamblea de tres d铆as donde se discutieron sus argumentos, se inici贸 su etapa inicial de organizaci贸n, que se alarg贸 hasta marzo de 1976.

Fue la segunda dictadura militar de mayor duraci贸n en el cono sur. El golpe de Estado que dio sitio al r茅gimen autoritario que prosigui贸 sucedi贸 el 31 de marzo de 1964, llevando al poder a Alencar Castelo Branco y derrocando al entonces presidente constitucional Jo茫o Goulart. En verdad, este gobierno procur贸 terminar con el modelo intervencionista estatal instituido por el gobierno de Get煤lio Vargas, que incorpor贸 pol铆ticas p煤blicas dirigidas a los trabajadores y campesinos del interior del pa铆s, como la reforma agraria y la estatizaci贸n de compa帽铆as estrat茅gicas.

Dur贸 21 a帽os. Castelo Branco fue sucedido por 4 militares en la presidencia: Artur da Costa y tambi茅n Silva (1967-1969), Emilio Garrastazu M茅dici (1969-1974), Ernesto Geisel (1974-1979) y Jo茫o Figueiredo (1979-185). Una dictadura apoyada tanto por el Ej茅rcito como por la 茅lite pol铆tica y econ贸mica que reun铆a a m煤ltiples medios privados, una gran parte del empresariado, terratenientes rurales, una parte de la Iglesia Cat贸lica, m煤ltiples gobernantes de estados esenciales (como Carlos Lacerda , de Guanabara, Jos茅 de Magalh茫es Pinto y Ademar de Barros de S茫o Paulo) y extensos 谩mbitos de las clases media y alta; una dictadura militar que se sostendr铆a en el poder hasta el 15 de marzo de 1985. Ese a帽o se efectu贸 la 煤ltima decisi贸n indirecta -por el hecho de que se hab铆a predeterminado el Instituto Electoral- donde los aspirantes se presentaron por 煤nica vez -a lo largo del periodo de la dictadura militar. En esa disputa electoral triunf贸 Tancredo Neves, pero tras su muerte Jos茅 Sarney, del Movimiento Democr谩tico Brasileiro (MDB), partido que formaba una sola 芦oposici贸n soportada禄 que no ten铆a opciones reales de ganar las selecciones a lo largo de los gobiernos dictatoriales, pero gracias a la ca铆da de la legitimidad del r茅gimen golpe贸 a la mayor parte con gran diferencia. Ya que bien, en el momento en que empez贸 el gobierno de hecho, se eliminaron los partidos, lo que sent贸 las bases para la construcci贸n del Estado de un bipartidismo: uno -te贸ricamente- de oposici贸n y realmente inerte en la pr谩ctica, el Movimiento Democr谩tico Brasileiro, y otra mucho m谩s activa y conveniente al gobierno, la Coalici贸n Nacional para la Renovaci贸n.

Secuelas del plan C贸ndor

Como la meta era eliminar a todos y cada uno de los contrarios, el plan C贸ndor dej贸 muchas v铆ctimas; entre ellos, una cantidad enorme de pol铆ticos y activistas de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay que fallecieron bajo tortura.

Cantidades se帽alan que hubo en torno a 50.000 fallecidos y mucho m谩s de 30.000 desaparecidos, que se cree fueron trasladados y detenidos en otros pa铆ses. Adem谩s de esto, 400.000 personas fueron detenidas.

Las v铆ctimas, entre las inc贸gnitas de Chato C贸ndor

鈥淟uis fue sacado del departamento que compart铆a con su pareja argentina. Jam谩s mucho m谩s supimos (鈥). Desde ese momento hasta este d铆a nos perdimos mil ocasiones paralizados en la memoria, en la impotencia, en la furia, en la tristeza, en la duda. Lo mencionamos en voz alta: lo requerimos, todos y cada uno de los d铆as, todas y cada una de las horas, de a帽o en a帽o, todas y cada una de las datas鈥. Estas son las expresiones de la hermana de Luis Enrique Elgueta, un chileno detenido y desaparecido en Buenos Aires. Su cuerpo jam谩s fue encontrado. Este es solo un caso de muestra del mal humano provocado por la Operaci贸n C贸ndor: las secuelas fueron asoladoras y varios contrarios pol铆ticos padecieron arrestos, torturas, ejecuciones y desapariciones.

A煤n no est谩 claro el n煤mero de v铆ctimas del Chato C贸ndor, m谩s all谩 de que pasaron mucho m谩s de 40 a帽os desde su implementaci贸n. El CIPDH recopila todos y cada uno de los casos 鈥渋nvestigados de manera oficial鈥 y probados en los juicios que se han realizado contra los causantes de la Operaci贸n: hay 377 v铆ctimas en conjunto, de las que 219 est谩n desaparecidas y 38 asesinadas. La mayor parte de las v铆ctimas identificadas hasta el d铆a de hoy, 177 personas, son uruguayos; 72 son argentinos y 64 son chilenos. Por su lado, el Museo de Justicia de Paraguay registra 132 v铆ctimas de ejecuci贸n fuera de la justicia y desaparici贸n obligada en el pa铆s. No obstante, exactamente la misma instituci贸n advierte que 芦hay otras amplias listas que son investigadas禄 y que aumentar谩n el n煤mero de v铆ctimas de la Operaci贸n.

Uruguay

Al charlar de la situaci贸n de hoy de la pelea por los derechos humanos en Uruguay, Mariana Risso no duda en poner 茅nfasis adelantos como que 鈥渄esde 2018 hay una fiscal experta en Delitos Contra la Humanidad, que revitaliz贸 causas atascadas a lo largo de d茅cadas y sirvi贸 para enjuiciar a represores que absolutamente nadie conoc铆a.鈥

鈥淓n lo que se refiere a las deudas 鈥揳帽ade-, en la Armada de Uruguay, que jug贸 un papel fundamental en la opresi贸n y tuvo centros furtivos, aparte de una prisi贸n para presos pol铆ticos y un v铆nculo persistente con la ESMA, solo hab铆a un represor culpado en Uruguay, ahora fallecido, y uno en Italia, N茅stor Tr贸coli.鈥

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *