Saltar al contenido

Qué dice Proverbios 15 22

22 Los pensamientos se frustran donde no hay consejo, pero en la multitud de consejeros se aseguran. 23 El hombre se regocija en la contestación de su boca, y charla a su tiempo, ¡qué bueno es!

Pregunta de vídeo sugerida urgente: «¿Por qué razón debemos ser pausados para la furia (Proverbios 15:18)?»

Contestación:

Rompe el silencio.

Frecuentemente el enemigo procura bloquearnos, borrarnos y se están traduciendo frecuentemente en tantas oportunidades en las que no comprendemos por qué razón, pero nos cuesta rezar y aproximarnos a Dios, algo que es tan preciso y que nos hace más fuerte tanto en el momento en que lo hacemos.

Los justos son esos que no piensan que la bendición viene de nuestras proyectos, pues existen muchos que hacen buenas proyectos, pero las razones por las cuales las hacen son malas.

COMPARACIÓN CON JEREMÍAS 31:16, 17

Otro artículo que, como Proverbios 22:6, fué mal interpretado es el de Jeremías 31:16-17: “De esta forma afirma el Señor: Refrena tu voz del llanto, y nuestros ojos de las lágrimas; por el hecho de que hay salario por su trabajo, afirma el Señor, y se volverán de la tierra del enemigo. Asimismo hay promesa para tu futuro, afirma Jehová, y los hijos volverán a su tierra. Este artículo fue comprendido como una promesa de Dios de traer de vuelta a los hijos separados cuyos progenitores continúan leales. ¿Es esto lo que significa el artículo? Una regla básica de la interpretación bíblica es ver el contexto de cualquier pasaje de las Escrituras para poder ver su app primordial. Si echamos una ojeada al contexto de los versículos 16 y 17 del capítulo 31 de Jeremías, observaremos que mencionan eminentemente al cautiverio babilónico. Esta promesa trata del gozo por la promesa de liberación, citada en el capítulo previo (cap. 30). El artículo de Jeremías 31:16 y 17 ha de ser analizado a la luz de versículos como Jeremías 30:0: “Pues yo voy a hacer regresar la cautividad de mi pueblo; y los voy a traer a la tierra que di a sus progenitores, y la gozarán”, y de Jeremías 31:8: “Hete aquí, los voy a hacer regresar de la tierra del norte, y los reuniré de los confines de la a tierra».

) En una explicación secundaria del artículo de Jeremías 31:16-17, uno puede meditar en la promesa de Dios de traer de vuelta al redil a los hijos de progenitores cristianos. Pero esto solo podría ocurrir si esos hijos consintieran en la acción en sus vidas y escucharan la voz del Espíritu Santurrón, en caso contrario, Dios estaría violando su derecho a seleccionar el bien o el mal (Dt 30:15-19), como conclusión, se puede decir que Proverbios 22:6 no debe comprenderse como una garantía de que, una vez instruido en las verdades de la Palabra de Dios, el niño jamás se desviará de ellas en toda la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *