Saltar al contenido

Que fumaba Per贸n

Impide no fumaba, Per贸n fumaba. En su caso fueron 5 cigarrillos rubios y 5 cigarrillos negros (en general Particulares y Saratoga unos a帽os despu茅s). Si se encontraba en su escritorio leyendo o aprendiendo un tema, solicitaba un taz贸n de caf茅 solo y encend铆a un cigarro.

Vienes a verme a fin de que te hable de Per贸n, pero no tengo nada esencial que decirte. Jam谩s he hablado con 茅l. Estuve, s铆, claro que estuve con Per贸n. Pero sin expresiones por el medio. En exactamente la misma habitaci贸n o almac茅n u oficina, no sabr铆a de qu茅 manera llamarlo, donde el silencio impon铆a la soberan铆a. Todos reflexionaron. Absolutamente nadie charl贸. No Per贸n. Fue un instante especial, bajo determinadas situaciones que meritan ser olvidadas, no por el pueblo, ya que algunas cobard铆as de una parte de la mucho m谩s repugnante corte de cipayos traidores han de ser recordadas y registradas a fin de que la multitud sepa qui茅n es qui茅n en esta tierra de Dios, pero qui茅n presenci贸 ciertas cosas que preferir铆a olvidar. Solo pasaron unos a帽os desde el instante en que he podido reposar durante la noche por el hecho de que pienso que he olvidado lo que deseas que recuerde. Me mete en inconvenientes. Tengo noventa y ocho a帽os. Cien menos 2. Pr谩cticamente un siglo. Tienes que meditar, y si andas a puntito de reposar para toda la vida, 驴qu茅 te importa si pierdes unas horas de sue帽o? Y si, tienes raz贸n. Est谩 bien.

Si茅ntate. 驴Desea algo de tomar? Aqu铆 no se fuma. No la bolsa en el suelo, ponla sobre la silla. Soy poeta, pero antes fui letrado y antes hasta militar. Bueno, comentan que jam谩s pierdes tu estatus militar, pero yo s铆. Verdaderamente me lo sacaron. culpa de los yanquis. Todo cuanto un pa铆s, sea el que sea, ha perdido en el 煤ltimo siglo es culpa de los yanquis. Per贸n detestaba a los yanquis ahora Menem, despu茅s de que 鈥渓as relaciones carnales鈥 insistieran (y tambi茅n insistan) en nombrarse peronista.

驴Por qu茅 raz贸n soy peronista? Secci贸n primera

Para ser peronista hay que sentir intensamente.

Juan Domingo Per贸n

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *